Este blog pretende “ser”, “compartir”, un espacio de “silencio interior”, de búsqueda hacia el Indeprofundis. Es mi mirada hacia mi Indeprofundis. Es mi necesidad de expresar mi continuo caminar. De comunicar mi continuo aprendizaje vital y constante. Es un espejo que busca, las miradas internas, las voces internas, las palabras internas, de otros tantos caminantes que van también hacia su Indeprofundis.





jueves, 1 de febrero de 2018

Vladymyr Orlovsky, pintor realista

Pendiente tengo, una visita al Ermitage, Rúsia. Adentrarme en él, y como en un agujero negro atravesarlo e introducirme en los siglos XIX y XX. Dejarme perder, pasear por paisajes ucranianos, por mares oscuros, paisajes nevados, mares crísticos... allí he de ir.... 

Pero por el momento, les voy a dejar con otro pintor ruso, pues no es el 1º al que doy entrada en mi blog.


Vladymyr Orlovsky:






Orlovsky, nació en Kiev (Imperio Ruso) y en 1914 muere en Génova, Italia. De família noble terrateniente, de ascendencia ucraniana. De joven, sus profesores ya le aprecian un talento para pintar. Así su educación artística como pintor, empezó con una carta de recomendación de su profesor Taras Shevchenko para la Academia de Bellas Artes de San Petersburgo en 1861.

Durante ese tiempo, su maestro fue uno de los más famosos pintores de paisajes del siglo XIX: Alexey Bogolyubov .

                                                                   







                               Paisaje de Ucraina con río





Por sus rápidos éxitos, Orlovsky recibió en San Peterbursgo una medalla de plata en la Academia en 1863. Más tarde, pintó mientras estaba en Rusia, San Petersburgo, Kiev, el Cáucaso del Norte, Crimea y Finlandia.



















Tras la conclusión de sus estudios en 1868, Orlovsky ganó el reconocimiento de sus colegas en los círculos académicos y el público en general, obteniendo el título de artista de primer grado. Orlovsky recibió una medalla de oro por sus pinturas de paisajes en Crimea, lo que le permitió viajar al extranjero con un subsidio gubernamental. Así desde 1869 hasta 1872, Orlovsky trabajó en París, Francia, Suiza, Alemania e Italia.

En dos años, en 1874, Orlovsky fue promovido al estatus de académico y en 1878 por su pintura "Harvest" :

                                   






fue nombrado profesor. Disfrutó de la popularidad, a la par con Ivan Aivazovsky,-pintor, al que hice una entrada en mi blog: http://indeprofundis.blogspot.com.es/ 
y fue influenciado por el trabajo de Arkhip Kuindzi.

Orlovsky, está considerado como un pintor realista ucraniano.

En 1897, el artista enfermó de tifus y siguiendo el consejo de sus médicos se mudó de San Petersburgo con su humedad a Kiev. Para mantener su salud, Vladimir Orlovsky, pasó el resto de su vida en Génova, Italia.










Madre e hija por los caminos







Rusia, pintando la nieve





Observarán las nubes, ¿verdad? soy una apasionada en pintarlas. No se pueden pintar de cualquier forma, como me dijo un pintor (...), aunque adopten cualquier forma!
Las nubes, esos seres de libertad áerea, quizás caprichosa, pero siempre presentes
que posiblemente nos devuelvan nuestro reflejo interior. Son montañas, aves, pájaros; he visto un caballo, un hipopótamo o una ciudad con sus torres...

Y la LUZ, la luz por excelencia, cómo las ilumina, o cómo no las ilumina..

Las nubes son las protagonistas del cielo, de la amplitud que respiran mis bronquios,
a mi alma le da alas,
y vuelo con seguridad y firmeza hacia ellas intentando atraparlas
en mi lienzo.

Es por ello, que voy en busca de "pintores,as", que amen también las nubes, sus luces y sus sombras, sus lágrimas y tormentas, sus atardeceres y sus noches.




El mar










                                       
No hace mucho que la pintura romántica, y también realista, sobretodo con el paisaje, del siglo XIX, ha entrado a formar parte de mi vida. Me siento tan identificada! Me gustaría poder pintar así, pero con esos colores..., cosa que tengo mis dudas de si esta paleta existe ahora. Aunque claro está, puede pintarse. No obstante, hay que reconocer también la técnica, de la que considero que los rusos son excelentes.

Les dejo con un recorrido musical del compositor ruso: Vladimir Martynov acompañado por los cuadros de Vladimir Orlovsky. 

Disfrútenlo tranquilamente:




lunes, 22 de enero de 2018

Georgs Pelécis y Aleksandr Babisch. Música y Pintura


Definitivamente!, en mi próxima vida, naceré en Rusia, y estudiaré música y pintura!,...jajaja..

Qué músicos y qué pintores! Navegando por internet, me encuentro con este precioso concertino a piano, instrumento musical que me gusta: Georgs Pelécis, acompañado por estas pinturas paisajístas del pintor actual Aleksandr Babish, del que paso a hacerles una pequeña reseña de ambos y al final podrán disfrutar también de ámbos:



Aleksandr Babish:






Alexander Babish vive en un tranquilo pueblo en el Sur de Rúsia, no lejos de las montañas. Dice: "es difícil inspirarse entre las murallas de la ciudad, necesito aire y libertad ".

Las montañas son la pasión del artista. 


                                 Mañana en el río blanco






                              Día soleado en el lago





                                        Nevada


Dice: -"Siempre son inesperados y variados y estos son sus encantos. Aquí, en un día, puedes encontrarte en todas las estaciones del año. El mismo paisaje puede cambiar la paleta emocional en un minuto. Es por eso, que puedes ir a las montañas de Dombai y Arkhzy durante toda tu vida y cada vez descubrirás algo nuevo-".


                                   Carretera a Mahar








                                                             Vista de la montaña




Al encontrarme con este pintor , he recordado mis años en el que he practicado excursionismo y sus variables... y este paisaje me ha conmovido. Es mi paisaje del alma, está arraigado muy dentro de mí. Comprendo a Babisch, cuando dice que necesita "aire" y "libertad". Esta inmensidad que ofrece a los ojos del alma, la Montaña, entre sus cumbres y sus valles, entre ríos y bosques de cien mil colores. Esas manchas tornasoladas de blanco nieve y azul hielo. Gracias al pintor Aleksandr Babish, por devolverMe la belleza a mi vista.


Además, estoy aprendiendo a pintar al óleo, y todo se ve desde otro punto de vista, se comprende desde otra perspectiva, hermosa también!. Observo de cerca, como el color-luz refleja y amplifica el día, clarea, es mediodía y no la tarde, o los trazos pictóricos, manchas que adquieren forma natural, mostrando cómo nacen los abetos o las rocas. Se aprende al observar.





                            Nubes en la cima de la montaña







                                   Patos en la nieve


Sus cuadros los querrá ver 50 o 100 años después. Es la belleza eterna de la naturaleza tan hábil y talentosamente reflejada por la mano del artista. Los temas de sus obras son variados e irrepetibles. Usando el mínimo de métodos, logra el máximo de expresión.

Estudió en el Yaroslavl Art College .









                                                         En el pueblo de Arkhzy






                                                           Arroyo silencioso
       







                                                             Despejándose el cielo









                                             Hayedos en invierno


                                     ...........



 Georgs Pelécis o Georgs Peléts:




Nace el 18 de junio de 1947. Es un compositor y musicólogo letón. Actualmente es profesor en la Academia de Música de Letonia.
Peléts, nació en Riga. Estudió con Aram Khachaturian, en el conservatorio de Moscú y ha trabajado de manera creativa en la Universidad de Oxford y la Universidad de Cambridge.

Su estilo ha sido descrito como "nueva música consonante" con un estilo positivo asombrosamente claro.

El trabajo musicológico de Peléts se centra en la forma musical en el trabajo de la Edad Media, el Renacimiento y el Barroco. Ha escrito tesis sobre el trabajo de Giovanni Pierluigi da Palestrina y Johannes Ockeghem.
Peléts enseña la historia de la teoría y el contrapunto en la Academia de Música de Letonia, y fue el primer presidente del Centro de Riga de Música Antigua.

Los trabajos notables incluyen:

  • Revelación, Concierto para contratenor, piano y trompeta
  • Sin embargo, Concierto para violín, piano y cuerdas
  • Buena-Riga
  • La última canción 
  • Floración Jasmine, Concierto para violín, vibración y cuerdas
  • Jack and the Beanstalk, música para la fábula de Roald Dahl para orquesta sinfónica y narradores.
  • Concertino bianco para piano y orquesta de cámara.

                               


Y aquí les dejo un pequeño regalo, el Concertino bianco para piano y orquesta de cámara, de Georgs Peléti acompañado de los cuadros del pintor Alexander Babich,  espero que les guste!.









---------
-Wikipedia
-Google

viernes, 12 de enero de 2018

Mi Autoestima


                                                         



Me doy cuenta,
que la construcción de mi 
Autoestima,
es un 
goteo a goteo diario.

Unas veces con consciencia,
otras sin ella.

El goteo va depositando
aquél aroma, 
aquella sensación
de plenitud.

Siento desde mi profundidad
que me quiero
y que nada me hiere.

jueves, 11 de enero de 2018

Ivan Konstantinovich Aivazovsky, pintor ruso romántico


 Autoretrato, 1874


Ivan Konstantinovich, pintor ruso, del siglo XIX, romántico, considerado como el más grande "pintor de historias marinas" . Incluyendo en ellas todas sus horas celestes (nocturnos, amaneceres, atardeceres...). Un especialista del mar, de sus barcos y de sus cielos, que no obstante no deja de lado, a los bosques...


                                   Paisaje Invernal, 1876




                                 Carretas en Invierno




Nació en una família armenia, en el puerto del Mar Negro de Feodosia, un 29 de julio de 1817, hasta un 2 de mayo de 1900.

En su juventud junto a su hermano recibó clases de dibujo de un arquitecto local, Jacob Koch. En 1832 en San Petersburgo, Aivazovsky ingresó en la Academia Imperial de las Artes, dándole clases de paisajes, el profesor de -Maxim Vorovieb-.

Después de su educación en la Academia viajó a Europa y vivió brevemente en Italia a principios de 1840, hasta que regresó a Rusia dónde fue nombrado el pintor principal de la Armada Rusa. 


                               Amanecer en el mar, 1849


Anton Chejov, ayudó a popularizarlo más en Rusia a través de esta frase: "digno del pincel de Aivazovsky", para describir algo inefable adorable.  Fue uno de los artistas rusos más prominentes de su época, y también fuera de ella. Realizó numerosas exposiciones en solitario por Europa y Estados Unidos.

Conoció a W.J.M. Turner, quién tras ver el cuadro que Aivazovsky pintó: Bahía de Nápoles con el vesubio en una noche de luna, (1870):



quedó tan impresionado que dedicó un panegírico rima a Aivazovsky.


Durante su carrera de casi 60 años, pintó alrededor de 6000 cuadros, lo que le convierte en uno de los artistas más prolíficos de su época. La gran mayoría de sus obras son paisajes marinos, pero también representa escenas de batallas, temas armenios, retratos, bosques.


Batalla naval






Nocturno en el mar



                                    Venecia de noche


Estoy enamorada de sus nocturnos..., son tan reales!


Caos, creación del mundo, 1841





El Mar Negro, 1879



Noche de luna, 1885





Costa Armenia








Costa Italiana, 1858







Novena ola, 1850


Considerada como la obra más famosa de Aivazovsky









 Atardecer






                                        Mar en llamas


La mayoría de cuadros se mantienen en los museos rusos, ucranianos y armenios. 









                                                Iceberg




El 29 de julio del 2016, Rusia celebró los 200 años del nacimiento de Ivan K  Aivazovsky, uno de los más importantes pintores rusos del paisajismo romántico. Vean este pequeño video, de sus últimos días...

 http://sptnkne.ws/bN6w




Espero que les haya gustado este pintor, tanto como a mí y les sirva para conocerlo mucho más.  Gracias!


domingo, 31 de diciembre de 2017

Darreres paraules


                                                                                 


Cinc cèntims sisplau,
només cinc cèntims
d'emocions i sentiments
abocats en un full de paper.

He oxigenat el meu cervell
M'he imposat un límit,
i em sento més lleugera
i alhora una mica més
plena.

Paciència!, em dic.
Viure el present
No imaginar-me monstres,
ni carències existencials.

Oxigenar el pensament,
filtrar la nosa
del silenci,
per ser jo!
com sigui,
amb una mica més
de pau interior.

Lleugeresa




domingo, 24 de diciembre de 2017

John Martin y la grandiosidad de la naturaleza

                                                 
Recién descubridora y admiradora de la pintura "paisajística,  romántica" del siglo XIX, reencuentro a este pintor, John Martin,  que me ha subyugado con su capacidad de expresar pictóricamente la naturaleza en su máxima expresión hercúlea, en su magnificiencia.

El Gran día de su ira, 1853


John Martin,  (Haydon Bridge,1789- Douglas, Isla de Man, 1854), pintor, ilustrador, grabador Inglés del romanticismo,  siglo XIX.  



Inició su pasión por el arte trabajando como decorador de "carrozas" en Newcastle. Años después fue aprendíz del pintor italiano de porcelanas (Bonifacio Musso), con quien se trasladó a Londres en 1806. Allí se formó dando clases de dibujo y acuarela.

Martin, estudió numerosos textos bíblicos y matemáticos para la realización de algunas de sus obras. En 1820 trabajó en el famoso tema bíblico: "El festín de Baltasar":

                                           


Perteneciente al Libro 5 de Daniel, en el tema del Apocalípsis. Uno de los mejores ejemplos de lo sublime en el arte romántico, es decir la concepción de una "grandeza", de una "belleza extrema", capaz de llevar al espectador a un éxtasis más allá de su racionalidad, o incluso de provocar dolor por ser imposible de asimilar .

Y así se ha de comprender la obra de John Martin. Quizás diría yo, hay un motivo subyacente de calado ético que no te deja indiferente.

Su primera pintura exhibida en 1811:

Sadak en busca de las aguas del olvido
                              

     

Se expuso en la Royal Academie. Representa una escena de cuentos de dos genios. En la actualidad se expone en el Museo de Arte de San Luis (en USA).

Seguida de: La Expulsión, 1813 :  
                  



La Primera vez que Adan vio a Eva, 1813, Clytie,

Clytie, (1814): (una ninfa enamorada de Helios):




Josué ordenando que el sol se detuviera en Gabaón 1816, la Caída de Babilonia 1819, y en 1820 obtuvo un premio y reconocimiento por la Fiesta de Baltasar.

Le siguieron, La destrucción de Pompeya y Herculano, 1822:





Las 7 plagas de Egipto, 1823:









La Creación de la luz, 1824:





La Víspera del Diluvio, 1840:




y otras más de tema bíblico e imaginación. 

Otra de sus obras con las que adquirió fama y reconocimiento público, fueron las estampas que ilustraron el Poema El Paraíso Perdido del poeta inglés John Milton:





Pandemonium 1841:




Las pinturas de mayores proporciones de John Martin, estaban estrechamente unidas a DIORAMAS o panoramas de la época proyectadas por medio de la luz artificial y contempladas como entretenimiento popular en las que se montaban grandes telas pintadas, a veces incluso animadas. Martin, ha sido reconocido como un precursor del cine épico, y no hay duda que el director pionero D.W. Griffith era consciente de su trabajo. 

Además de pintor John Martin fue un gran grabador a media tinta y en muchas etapas de su vida, ganó más dinero con este trabajo que como pintor.

John Martin gozó de una gran popularidad en su tiempo. Fue el pintor favorito de las Hermanas Brönte y admirado por Ralph Waldo Emerson,  Heinrich Heine y Thomas Cole, pintor que fundó la pintura de paisajes americana. 

Sus pinturas influyeron en la pintura prerafaelista en especial en Dante Grabielle Rosetti. Incluso escritores, como Julio Verne y H.G.Wells, quedaron fascinados por sus concepciones sublimes.


Me han impresionados a nivel pictórico, (por ser una aprendíz al óleo), esa manera de expresar los cielos, las nubes, la luz, y los planetas, la erupción de las rocas cayendo hacia abajo, las lluvias torrenciales y los mares embravecidos...ojalá pudiera...algún día....